¡Doble triunfo de Checo!


por: Arquitecto Chacho Medina.

Martes 22 de diciembre de 2020


Uno en el auto y otro debajo


Además de su espectacular remontada y triunfo en la segunda carrera en Sakhir Checo nos deleitó con una intensa temporada pues: anuncia Racing Point la contratación de Sebastian Vettel para desilusión de todos; Checo contrae Covid y pierde dos carreras pero retorna sin problemas y tuvo dos abandonos debido a fallas de motor en la primera carrera de Sakhir y por la transmisión en Abu Dhabi pero aún con todo esto cierra cuarto en el mundial de pilotos y es recompensado al firmar para el top team Red Bull teniendo su mejor temporada ya que las ironías del destino hicieron que la tragedia al salir de Racing Point se convirtiera en su oportunidad para ser parte de un equipo de primera línea.

Gracias Checo por una gran temporada que nos augura grandes emociones y resultados. ¡A desmañanarnos con gusto!

 Por cierto hablando de Abu Dhabi, anexo lo que escribí cuando estuve por allá:


Entre odisea del espacio y las mil y una noches… 
Fórmula 1 GP de Abu Dhabi


Es lo que insinúa el tipo de diseño de los lujosos y espectaculares edificios que recuerdan a la película “2001 Odisea del espacio” a la vez que a la novela de “Las mil y una noches” en varios lugares de Abu Dhabi en los Emiratos Árabes Unidos y particularmente el hotel Yas Marina con su segunda piel (para generar una zona de amortiguamiento por el fuerte calor seco, aunque en noviembre no es tan inclemente) que de noche se ilumina con cambiantes colores actuales, literalmente encima de la pista sede de la final de la F-1 2010. Lógico, los pilotos y equipos se hospedan en este hotel al que se trasladan… caminando y por la ya famosa y enorme cubierta con forma de intimidante mantarraya roja del parque temático Ferrari World, en el otro extremo (al exterior de la pista), en donde se embarca uno al excitante y archi-súper-recontra intenso recorrido de la montaña rusa o Fórmula Rossa (en italiano) o Fórmula Roja de la que más adelante comentaré.


La pista para la Fórmula Uno es simplemente impresionante con construcciones de arquitectura con identidad, es decir, no se ven occidentales sino de la península arábiga y, además, actuales. Para demostrar que no hay problemas técnicos, y menos de dinero, la noche del jueves permaneció encendida toda la iluminación, a manera de prueba de suministro de electricidad, ya que algunos entrenamientos y la carrera iniciarían cayendo la tarde y terminarían de noche, sin notarse el cambio en lo más mínimo pues se ve como si fuera de día pero sin sombras. También fue interesante ver y entender la especial salida de los pits hacia la pista a través del túnel. La seguridad es parte importante en el diseño ya que los escapes son más que suficientes pero cuidando que los espectadores no estuvieran muy alejados y pudieran disfrutar de las acciones de las carreras (tienen campeonatos locales y escuelas de manejo). Las instalaciones son de primer mundo (o mejores, si se me permite la expresión) con servicios como sala de prensa perfectamente adaptada (aunque le falta vista a la pista) lo mismo que una muy bien adecuada, equipada y distribuida torre de control, zonas para escrutinio, instalaciones de punta para casos de emergencia como quirófano con banco de sangre, etc.


Ya que el GP lo vivimos todos -en el que tuve el gusto de ser testigo presencial (Fotos 1 y 2) no voy a hacer una reseña del mismo ni de las personalidades que asistieron pero sí les seguiré comentando lo que sucedió alrededor como el tremendo calor, con el sol cayendo a plomo, y de los pilotos hidratándose casi sin salir de sus villas ubicadas atrás del paddock (con suave y húmedo aire acondicionado) si acaso cruzando 15 metros a sus pits para estratégicos y secretos comentarios con sus ingenieros mientras los acechaban cientos de reporteros. Estas Villas cuentan con terraza con mesas y plantas (Foto 3) y al interior un par de salones en la planta baja de los cuales uno es el comedor para todo el personal de cada team con varias mesas y cocina y el otro es una como zona de trabajo para los directivos de las escuderías, con servicios sanitarios. En la parte alta hay un par de privados y una zona de descanso para cada piloto, muy bien adaptados, claro con baños completos con grifería y acabados italianos de refinado gusto. Pantallas planas, muchas, como 20 en cada villa (o team building). Y por si esto no fuera suficiente, la parte de atrás de cada villa tiene otra terraza que da hacia la marina en donde anclaron los impresionantes yates que se veían en las tomas televisivas. ¡Agradabilisimo! Por las noches, las fiestas en los yates eran obligadas ya que todo estaba iluminado y la temperatura a esas horas era de lo mejor.

Todos los pilotos y team managers se mostraron cautelosos en sus declaraciones aunque flotaba en el ambiente que Fernando Alonso se coronaría por tercera ocasión (Foto 4) pero se auguraba un cierre espeluznante pues nadie estaba descartado y las tácticas de equipos se planteaban cambiantes conforme se acercaba la carrera. Que sí calificarán con poca gasolina…, que para la carrera primero tales llantas… que no, por el calor y el desgaste, etc. Sábado: calificación y revisión con todos los autos en regla. El domingo, siendo un largo día ya que la carrera arrancaba hasta las 17:30 hora local (y tras la carrera de la GP 2 que comentaré más adelante), cerca de las 16:30 h. las tribunas se llenaron casi al 80% con suficiente público local y de fuera como para generar el típico ambiente de un gran premio.


Las guapas y elegantes edecanes de la aerolínea Ethiad, patrocinadora oficial, desfilaban y adornaban las zonas VIP y la parrilla, así como la presencia de una gran cantidad de emiratíes con sus trajes blancos, casi hasta el suelo, impecables, y ellas con sus burkas o abayas negras. Eso sí, todos (y todas) con smart phones y lentes obscuros. Menciono esto con el respeto que merecen estas personas que, además, siempre se comportan de lo más amables (Foto 5). 


Antes había platicado con Herbie Blash (observador permanente de la FIA para la F1) quien amablemente me invitó a subir al poderoso, equipadísimo y bello Safety car Mercedes 300 “Alas de gaviota” (Foto  6) y también con Charlie Whitting, director técnico, de seguridad y  arrancador y director de todos los GP´s (¡nada más!). Para todo esto, le había solicitado a un tal Bernardo Carlos Ecclestone (o Mr. E ) un par de pases (y el del automóvil) para mi primo, el también arquitecto Mario Medina, y para quien esto escribe, que amablemente me autorizó (Foto 7) por lo que pudimos disfrutar del Gran Premio desde un palco en la torre de control  (Foto 8).


Por cierto, cuando fui a saludar a Bernie a su villa (la más grande y al centro de todas) el sábado en la tarde para felicitarlo por sus ¡80 años!  (y sigue tan campante, salvo cuando le robaron su “Hublot“) y para agradecerle los pases, lo tuve que esperar varios minutos pues estaba ocupado con…  Sebastian Vettel quien después salió con una gran sonrisa de niño travieso especulándose que Ecclestone, quien cuida celosamente de su circo, desea, ya que Alonso va de salida, que un piloto joven y talentoso se integre a  Ferrari para el 2012 ó 13 algo que le vendría muy bien a la F1 y se supone que el Zar de la máxima categoría está interviniendo en ese sentido (y eso que todavía no se coronaba como campeón del orbe). Otra cosa que llamaba la atención en el paddock eran las caras largas de Feliphino Massa y su familia por la mala calificación -y en general, mala temporada- y lo que esto pudiera significar para su futuro en la Scuderia del cavallino rampante.

Desde el año pasado, cuando se celebró el primer gran premio en Abu Dhabi (“Padre de gacelas”),  tenía deseos de viajar hacia esas lejanas tierras -o arenas- que no conocía, pero este año no podía faltar pues coincidían: la peleada final de la F1, el debut de Checo y Esteban en prácticas del Sauber de F1, la inauguración del Ferrari World  y, como arquitecto, conocería la impresionante arquitectura de los petrodólares en donde toda la cultura y forma de vida es completamente diferente ¡Otra galaxia!  Por ejemplo, para empezar, la VISA no se obtiene a través de la embajada sino a través de ¡el hotel!  (y tiene lógica pues, por la memoria de la chapa, saben cuándo llegas, a qué horas saliste y a qué horas regresaste, etc.).

Los Emiratos Árabes Unidos, en donde el idioma inglés es muy generalizado, están conformados por siete de ellos y de estos algunos tienen mucho, mucho, mucho, mucho petróleo, como Dubai y Abu Dhabi. Al sobrevolar por el Golfo Pérsico, de noche, se cuentan por docenas los pozos petroleros quemando residuos de gas  (Foto 9) así como los complejos, supongo, petroquímicos y una buena cantidad de inmensos buques tanques (o tanqueros). La atinada idea de sus mandatarios es que cuando el petróleo se les termine (era post-petróleo) no quieren que esa zona vuelva a ser un simple desierto sino polos de desarrollo por lo que están invirtiendo en centros comerciales, tecnológicos, financieros, instituciones educativas de prestigio (Foto 10), investigación de punta, museos (del nivel del Louvre y del Guggenheim) atracciones, playas, pistas para esquiar en nieve, etcétera en el que se encuentran también importantes desarrollos inmobiliarios y turísticos como “La Palmera” completa al 90% (la segunda “Palmera” está detenida) o “El Mapamundi” o World islands (con sólo las islas construidas, sin edificaciones) y, lógicamente, pistas para carreras de autos de primerísima categoría. Organizan así mismo festivales de cine, de modas, congresos, exhibiciones, eventos y campeonatos mundiales deportivos y un largo etcétera. Claro, también hay muchas mezquitas (la de Abu Dhabi, del Sheikh Zayed, es impresionante, inmensa, toda blanca, actual pero con toda la tradición encima) y hasta pistas de carreras de camellos (en serio).


Volviendo al tema inicial debo de comentarles que las instalaciones del Ferrari World son realmente grandes e incluso sobradas (tal vez planeando algún tipo de crecimiento) ya que el enorme espacio está utilizado como al 60 %, conteniendo: Pit wall (que expone lo que se puede vivir a la orilla de la pista durante la carrera); túnel de viento (simulado) con la explicación de cómo se trabaja, para qué sirve y qué se obtiene. También, en otra zona, se recrea una parada en pits o cambio de llantas, en la que incluso uno puede participar. Existen simuladores de varios tipos y dos de ellos muy vívidos con Ferraris reales: un F1  y un California. Hay también pistas y pistitas para jóvenes y niños (Foto 11) así como tiendas (carisimas) y restaurantes. Muestran además, en otras áreas, los camiones o transporters que utiliza la mítica Scuderia en las carreras europeas, mostrando cómo los ensamblan para generar una área de trabajo así como el estar para los pilotos con otros dos trailers ensamblados y adaptados, en medio, para recibir a invitados especiales y a la prensa. También, enseñan cómo es un motor por dentro, explicando el Boxer, etc. Cuenta con un museo (únicamente con quince vehículos y no se ve que vaya a tener mucha más capacidad…). En un teatro proyectan la vida, muy bien ambientada, del legendario Comendattore, Don Enzo Ferrari (a quien por cierto, tuve el gusto de conocer en Fiorano en los inicios de los 80´s). En cuanto a la Formula Rossa, esta diversión mecánica, con el frente del primer carrito tipo Ferrari F1 por supuesto, arranca rápidamente, en plano, deteniéndose súbitamente a los 30 metros y al apagarse los cinco semáforos rojos entonces sí ¡se encoge el estómago…   y sientes que la Virgen te regaña!  ya que hay ocasiones en las que flotas. Hasta Fernando Alonso y Felipe Massa declararon que es  ¡más intensa que su F1!  ya que se alcanzan 5G´s  y según comentan es la más fuerte del mundo (y podría decir que así es). 
En prolongación, como brazos de esta gran estructura y al exterior, crearon una gran área en donde presentan conciertos de grandes estrellas y grupos (Foto 12).

El cambio de horas desde la ciudad de México es realmente fuerte pues son once husos horarios de diferencia. Tres más allá de Moscú (y al sur, claro) ya cerca de la India, viajando vía Frankfurt (con Lufthansa) para después de siete horas y media llegar a Dubai (porque en Abu Dhabi ya no había hoteles disponibles por el GP, pero de Dubai hacia Abu Dhabi se hace una hora y veinte minutos por autopista, casi recta de seis carriles de cuota pero sin casetas, sino con cargo  electrónico a las placas (por cierto, la gasolina cuesta la mitad que aquí en México y las casetas la cuarta parte). Dubai es como lo vemos en los videos, e-mails y libros, pero todavía más imponente pues hay muchísimas torres, en diferentes agrupamientos (Fotos 13 y 14) que no son tan famosas  como lo es el interesante hotel de la vela: “Burj (torre) Al (de Alá) Arab (es obvio, de Arabia)” o torre arábiga (Foto 15) en donde pudimos tomar, en el Skyview bar, unos drinks muy extraños con caviar, llamadas bebidas moleculares como el: “Tantaktan“, con suave licor. Por cierto, ofrecen varios tequilas. En otra ocasión estuvimos a cenar en el elegante restaurante “Al Mahara” bajo el nivel del mar, con grandes vidrios (las reservaciones se necesitan hacer con dos meses de anticipación, pero por estar hospedados en otro hotel de la misma cadena, dan preferencia -jumeirah.com-). 

En otra zona de la ciudad de Dubai (“Algo que fluye”) se ubica el edificio más alto del mundo, el “Burj Khalifa” (Foto 16), esbelto, muy bien diseñado y detallado, con 160 pisos y 828 m. de altura (casi cuatro veces la Torre Mayor) pudiendo visitar el mirador, claro está, pagando (Foto 17). Les tomó seis años construirlo con un costo de mil quinientos millones de billetes verdes en donde los primeros diez pisos corresponden al lujoso hotel Armani con 160 habitaciones (Foto 18).  En el basamento de este super rascacielos se ubica lo que dicen es el mall más grande del mundo (carísimo), el “Dubai mall“, mas bien vacío, con representación de todas, absolutamente todas las firmas famosas del mundo (Foto 19). 


Foto 16

En Abu Dhabi se encuentra la bella torre “Capital gate” o del “remolino” (Foto 19), el edificio redondo y el lujosísimo Emirates Palace hotel
En Dubai y en Abu Dhabi se notan mucho el diseño y los petrodólares, tanto que en los pasos peatonales, en el centro de Dubai, en lugar de franjas pintadas en los cruces o “cebras”, les colocaron ¡granito natural pulido y brillado! que es el doble de caro que el mármol de Carrara (Foto 20). Bueno, hasta el aeropuerto de Dubai más bien parece centro comercial (Foto 21).  Por supuesto que tienen que trasladar la mayoría de los insumos para todas estas construcciones, etc., aunque  desalinizan el agua. Ya sabemos, están prohibidas las bebidas y los cigarros, salvo en lugares confinados para turistas, en los hoteles internacionales. 

A este GP asistí por mi cuenta, pero una vez allá y debido a que la corresponsal que Televisa iba a enviar a cubrir el debut de los mexicanos en la F1 no obtuvo la VISA a tiempo (Giselle Zarur, guapísima) me solicitaron que hiciera entrevistas a los pilotos nacionales, algo que hice con todo gusto para mi casa, desde hace casi 20 años, Televisa

Finalmente el equipo Red Bull (antes Stewart y  Jaguar) arrasó con el campeonato de pilotos (aún con los errores cometidos por Sebastian) y el de constructores (mis respetos pues es algo que no lograron Toyota, Honda ni BMW) gracias a la labor del joven director del team Christhian Horner y del Dr. Helmut Marko (quien perdió un ojo cuando pilotaba su F1, en los 70´s), al input de Mark Webber y al diseñazo del RB-6 de Adrian Newey (campeón mundial con Williams, McLaren y ahora con Red Bull) y los felicito porque me pareció acertada la filosofía de Dietrich Mateschitz de no arreglar los resultados entre Webber y Vettel que va con el concepto de su bebida energética de: competencia abierta. Festejando en serio y merecidamente tres días después, en el Hangar 7, en Salzburgo (Fotos 23 y 24) festejos en los que no estuve presente.  



¿Y qué creen…? (Foto 25.1 y 25.2) La botella del festejo de S. Vettel, la consiguió mi primo y… ¡me la regaló!

La gran desilusión la vivió la Scuderia ya que a Fernando lo llamaron a pits sin haber hecho el análisis previo requerido y es que a Stefano Domenicale le falta esa sensibilidad extra de alguien que tenga los conocimientos para estas estrategias, como lo demostró en otros grandes premios. No digo que ser contador sea malo, claro que no, sino que en su caso, su formación no es realmente automovilística, aunque haya colaborado con Ferrari por muchos años. Los demás equipos se comportaron, a lo largo de la temporada y en particular en Abu Dhabi, como dicen los ingleses, “average” (promedio o regulares). 

El sábado previo al gran premio todos contentos por el magistral triunfo de Sergio Pérez, como nos tiene acostumbrados, que prácticamente le significó el subcampeonato de la GP2. Vaya que es satisfactorio escuchar nuestro himno por aquellos rumbos ¡y en esos niveles! Ya todos sabemos que en la segunda carrera, la del domingo, Checo abandonó y al ir a visitarlo a los pits de la GP2, el tema con Checo y su padre Toño Pérez Garibay (a quien conozco desde los 70´s) era que si se le cerraron o no. Finalmente, el mismo Checo lo consideró incidente de carrera y no hubo reclamos ni nada por el estilo. Muy profesionales tanto el piloto como el equipo Barwa. Creo que el Checo debió de haberse esperado una vuelta más para realizar ese rebase, pero claro, es muy fácil decirlo a toro pasado y abajo del auto. Respecto a los entrenamientos del martes en Sauber, después de éste último gran premio de la temporada 2010,  Sergio (titular) y Esteban (probador y reserva y quien también correrá la GP2)  para que en este 2011 sean pilotos de F1(¡gracias TELMEX!),  se realizaron en un ambiente mucho más relajado pues había sólo ocho teams, muy pocos reporteros y, como se efectuaron a puerta cerrada, nada de público. Tanto para nosotros como para nuestros co-nacionales fue algo sumamente significativo e importante (aunque el regiomontano Esteban ya había probado un BMW F1 el año pasado y el tapatío Checo un Lotus hace tres años, no fue nada parecido a lo de ésta ocasión).

Los encontré muy centrados, concentrados y maduros, ayudándose entre ellos, compartiendo información y experiencias sin tomar actitudes triunfalistas ni de superioridad. Muy, muy bien los dos a pesar de sus cortas edades (20 y 19) sin nada de nervios y sin cometer errores. El personal del equipo Sauber los iban llevando poco a poco, probando por pasos, imponiéndoles rutinas de trabajo programadas por diez y a veces doce horas diarias, tanto arriba del F1 como abajo, en donde todo es computación y lectura de parámetros a través de un proceso aprendizaje-demostración muy interesante y, para que no se desconcentren, dedican pocos momentos para platicar con familiares, amigos o con la prensa, sólo en las “ventanas” establecidas con anterioridad para ese propósito. Por supuesto que no hay que despertar falsas expectativas pues el Sauber no es equipo de punta y ellos estarán en etapa de adaptación.

Platicando después con Toño padre, recordamos que, cuando tuve el gusto de llevar las relaciones públicas de Marlboro (México), durante una carrera en Guadalajara a mediados de los 90´s, Toño me pidió un par de calcomanías para las viseras de los cascos de sus dos hijos, Toño y Checo, que entonces se iniciaban en los go karts. Como en ese entonces no había problema con lo de la fumada y los niños, etc., se las regalé y a partir de ahí comencé a fijarme en ellos. Ya desde entonces sobresalían de entre todos los demás niños por su manejo agresivo a la vez que controlado. Toño Jr. lo hace muy bien en los stocks, en la Nascar México, y ha incursionado en la Nascar Nationwide.

Pero debido a que el regreso al valle del Anáhuac era inminente, ni modo, otra vez vía Frankfurt (en donde mi primo compró una maleta con rueditas y bastón para arrastrarlo -hasta aquí nada nuevo- pero con otro aditamento que se puede bajar convirtiéndolo en ¡patín! (Foto 26), llegamos a la ex-región más transparente. La verdad es que cualquier viaje, como se dice por ahí, ilustra, sin duda, pero este viaje hasta allá, por todo lo que he comentado, fue una gran experiencia en todos sentidos y para todos los sentidos,  entre odisea del espacio y las mil y una noches…



One Way News

Publicado por Eugenio Robleda Espinosa

Actualmente soy Editor, Diseñador y Fotógrafo en One Way Books®. Trabajo como "free lance" para diferentes empresas y agencias haciendo Foto y Diseño Editorial y Web. Publico un par de Blogs además de ser Productor y Conductor del Programa de Radio sobre Fotografía: Desde el Atisbo, así como Director y Editor en Jefe de One Way News (onewaynews.com.mx).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: